16 noviembre 2008

Esta Navidad ADOPTA, NO COMPRES

Son muchas las personas que están pensando regalar un perro o un gato para sorprender a sus familiares estas navidades y aumentar la familia. Lo habitual es pensar en comprarlo, pero ¿por qué no adoptarlo? Durante estas fechas tendemos a intentar ser más generosos y comprensivos, por lo que puede ser el momento perfecto para dar una segunda oportunidad a cientos de animales que esperan un hogar donde pasar el resto de su vida. Además los perros y gatos que están en refugios protectoras y casas de acogida temporal, saben valorar lo que has hecho por ellos y te devuelven cada minuto que les dedicas. En España se abandonan, anualmente, alrededor de 200.000 animales, lo que nos convierte en el país con mayor índice de abandonos de la Comunidad Europea y en contraposición en uno de los países en los que mayor oferta de venta de animales existe. Tenemos que tener siempre presente que adoptar a un animal es salvar dos vidas, la del que estás adoptando y la del que ocupará el hueco que liberas de la protectora, casa de acogida o refugio. La elección perfecta:
En los refugios o casas de acogida es fundamental la labor de los voluntarios y la persona que los cuidan y conocen, que están en contacto directo con los animales y conocen su carácter y sus necesidades. Esto hace que cuando hablan con los futuros adoptantes, sepan perfectamente el tipo de animal que se adapta a su ritmo de vida. Es decir, te aconsejan si elegir un cachorro o un adulto, el tamaño del animal, el carácter, la necesidad de ejercicio físico… Al comprar un animal en una tienda, mercadillo o a través de un anuncio cualquiera, estás fomentando una industria que se lucra de los animales y que en muchas ocasiones se vale de la lástima que nos puede dar ver a esos animales dentro de una urna jaula o tras un escaparate para que nuestro instinto rescatador nos haga pagar cantidades escandalosas por salvarlo de esa situación. Un regalo para toda la familia
Para los pequeños, una mascota puede ser un amigo con el que compartir juegos y secretos, a la vez que fomenta el sentido de la responsabilidad. Para los adultos, una excusa perfecta para hacer ejercicio y relajarse.
Asimismo, para los mayores es una compañía leal y una nueva motivación. Y para todos en general, alguien alegre y de total confianza que aporta bienestar físico y psicológico. Los animales de compañía son agradecidos, divertidos, juguetones, fieles, cariñosos, y leales. Sin embargo, como todo ser vivo merecen nuestro respeto, cuidados y atenciones. Antes de comprar o adquirir una mascota es fundamental definir qué tipo de animal se adaptará mejor a nuestro estilo de vida, y, después, conocer qué necesidades y cuidados específicos tiene.
Tomar este tipo de decisiones de forma pausada y reflexiva es el mejor antídoto contra la triste realidad del abandono.
Un primer paso, ser casa de acogida
contacta gossos1_bcn@yahoo.es GATOS contacta sfont7@gmail.com PERROS
Actualmente, las adopciones junto con las casas de acogida son imprescindibles para vaciar las calles y perreras de animales abandonados. El sistema de casa de acogida es muy interesante, en especial para personas que no están seguras de poder hacerse cargo de un animal, que deseen probar cómo es la convivencia antes de decidirse a adoptar, o simplemente personas generosas que hagan un huequito en sus hogares para acogerlos temporalmente hasta que se encuentre un hogar definitivo. De cara a estas NAVIDADES, que ya están a la vuelta de esquina, es muy importante que antes de regalar una mascota meditemos las responsabilidades, el gasto económico que suponen y el tiempo que tendremos que dedicarles. Si a pesar de estos factores queremos compartir nuestra vida con uno de ellos, en lugar de comprar impulsivamente ¿por qué no dar una vuelta por las instalaciones de una protectora refugio o perrera o nos planteamos ser casa de acogida?
NO COMPRES, ADOPTA!!